Aerobox

Aerobox

Ya todos conocemos la importancia de realizar ejercicios aeróbicos para mejorar nuestra calidad de vida. Ahora bien, a muchas personas les resulta difícil escoger la actividad adecuada.

Es por eso que hoy vamos a hablar de Aerobox, la técnica basada en el entrenamiento de los boxeadores. El Aerobox ofrece una alternativa más fuerte y especializada al Aeróbic tradicional. Su práctica intensifica el trabajo aeróbico y permite ganar rápidamente en flexibilidad y fuerza muscular. Si quieres ponerte en forma rápidamente y tu ritmo de vida no te permite realizar deportes de larga duración, el Aerobox te ofrece un entrenamiento muy completo y fácil de compaginar con tu vida diaria.

Entre sus principales características podemos decir que:

Posee un alto grado de motivación para la persona que lo practica y dinamiza el trabajo aeróbico habitual.

Mejora el tono muscular de todo el cuerpo.

Constituye un primer acercamiento a la defensa personal. Antes de comenzar a tomar clases, debes saber que es una mezcla entre boxeo y aeróbic que surge en Estados Unidos con la finalidad de aportar un valor agregado a la gimnasia aeróbica y mejorar los beneficios de su práctica.

En una sesión de Aerobox se trabaja todo el cuerpo a partir de diferentes ejercicios que combinan golpes y patadas propios del kikboxing, combinados con la actividad aeróbica. Se trata de repeticiones rápidas, que implican una fuerte descarga de energía y que, como ya es habitual, se realizan al ritmo de la música.

Un dato más que interesante es que durante una clase de Aerobox se pueden perder entre 600 y 800 calorías. Este gasto calórico es claramente superior al que se consigue con la práctica aeróbica normal puesto que se intensifica el ritmo y se añaden las descargas de energía producidas durante los golpes y las patadas.

Si crees que en una clase de Aerobox, vas a tener una pelea en el ring, pues estas equivocado!

No estamos hablando de un deporte de contacto. En Aerobox todos los ejercicios se realizan como una actividad estética dónde el movimiento se marca en el aire. Sin embargo, estas sesiones permiten muchas veces, realizar prácticas en sacos y otros materiales propios del entrenamiento del kikboxing.