Jump

Jump

Las actividades que podemos encontrar en el gym son variadas y para todos los gustos. Pero dentro de las más innovadoras y originales podemos encontrar el Body Jump. Una nueva manera de mejorar el estado físico, divertirse, quemar calorías y cuidar la salud al mismo tiempo.

El Body Jump es un programa de entrenamiento que se caracteriza por la utilización de un mini- trampolín como equipamiento básico para realizar un trabajo aeróbico. Se caracteriza por la realización de movimientos sencillos arriba de esta pequeña cama elástica, que son indicados por un profesor que dirige los ejercicios al ritmo de la música.

Las clases son grupales y comienzan con una estimulación para continuar saltando a medida que se ejecutan diferentes posiciones. Permiten lograr un intenso gasto calórico. Al mismo tiempo, ayuda a tonificar y reafirmar principalmente la parte inferior del cuerpo.

┬┐De qué se trata?

Una sesión típica de Body Jump dura alrededor de 60 minutos. En ella se van intercalando períodos de mayor intensidad y exigencia, con otros de recuperación en donde el ritmo de la música disminuye junto a la velocidad de los movimientos y la intensidad de los saltos.

Se puede quemar alrededor de 600 calorías con una hora de esta modalidad de entrenamiento. Pero aquellos individuos con mayor proporción de masa muscular o, con más preparación previa, pueden gastar hasta 900 calorías en 60 minutos.

┬íSubite al trampolín!

Las clases son muy dinámicas y se puede aprender con facilidad la ejecución de los movimientos. Además, el trampolín reduce notablemente el impacto de los saltos y por ello protege las articulaciones en mayor medida que otras actividades aeróbicas, como el step o el cardio box.

Sin embargo, como la rutina se realiza a base de saltos, no es recomendable que personas con problemas en sus rodillas, caderas, tobillos u otra articulación participe de una clase grupal de Body Jump.